Peronistas son todos…

•1 noviembre 2010 • Dejar un comentario

“El más difícil arte del demócrata es saber quedar solo, cosa en la que fue maestro Hipólito Yrigoyen. Sólo al pie de la bandera abandonada, en la certidumbre de que un día, alrededor de ella, se reunirán las multitudes. Porque si el conductor no sabe estar solo, es que no cree en la bandera; no puede infundir la fe que le falta.” -Arturo Jauretche-

Lo inconcebible, lo irremontable, lo irremediable, cuando es repentino sacude las conciencias y remueve barreras convirtiendo las certezas en dudas, y aflorando certezas encubiertas. Seguir leyendo ‘Peronistas son todos…’

Anuncios

Las voces de los invisibles

•30 octubre 2010 • Dejar un comentario

Néstor fue un setentista hasta el final, una impronta que era a la vez su identidad y su karma en la sociedad posneoliberal.
Vivió su presidencia en ese vértigo y ese arrojo tan propio de su generación. En pocos años consumió su vida transfundiéndole su sangre a un país exhausto, que peleaba más por reflejo que por verdadera esperanza. Seguir leyendo ‘Las voces de los invisibles’

Cris Pasión

•29 octubre 2010 • Dejar un comentario

Ella está ahí enhiesta, enderezada, firme en la adversidad, pura fuerza de voluntad, puro espíritu del pañuelo blanco. Seguir leyendo ‘Cris Pasión’

Los caudillos no dejan herederos

•29 octubre 2010 • Dejar un comentario

Gracias por ser como son

•29 octubre 2010 • Dejar un comentario

Gracias rosendo garca, gracias jorge cagamira, gracias a los monopolios que destilan su odio y su fracaso. Seguir leyendo ‘Gracias por ser como son’

Ni llorar podemos

•27 octubre 2010 • Dejar un comentario

Primero lo desconocimos, después nos burlamos cuando tristón lo imitaba en la campaña, más tarde nos reímos porque tachuela parecía manejar los hilos, después no lo votamos, y también lo descreímos. Después escuchamos sus palabras y nos sorprendimos, lo vimos gobernar y nos asombramos, lo vimos corajear y nos animamos… Seguir leyendo ‘Ni llorar podemos’

La conspiración, los laburantes, las representaciones

•23 octubre 2010 • Dejar un comentario

Los infernales nos acordamos hace más de un año haber escuchado en un debate sobre el modelo sindical a Julio Piumato contar que las banderas de libertad sindical como sinónimo de múltiples centrales obreras fue una herramienta de las clases dominantes europeas tras la segunda gran guerra eurocéntrica. Piumato contó que al finalizar lo que europeos y yanquis llaman “Segunda Guerra Mundial”, los sectores dominantes europeos se encontraron que en cada país la devastación era total, y prácticamente todas las instituciones estaban quebradas y arruinadas: las grandes empresas, el sector público, las fuerzas armadas. En medio de ese caos debían encarar la reconstrucción de los países en crisis ante una realidad tremenda con un actor que los estremecía: las centrales obreras estaban aún de pie y no habían sufrido tanto la destrucción, a la vez que predominaba en ellas visiones cercanas al comunismo, con un vecino que lo estaba construyendo aceleradamente y no estaba diezmado como ellos. Ante el peligro del avance de los trabajadores, enarbolaron la bandera de la libertad sindical para fragmentar y atomizar el poder concentrado de la única institución en pie con capacidades de disputarles el liderazgo de la reconstrucción de europa. Y parece que les fue bien, no? Seguir leyendo ‘La conspiración, los laburantes, las representaciones’